Saltear al contenido principal
Sensaciones En Un Escape Room

Sensaciones en un escape room

¿Qué se siente en un escape room? ¿Me pondré nervioso? ¿Cómo puedo saber si soportaré la presión dentro de la habitación?

Si nunca has estado en un escape room y decides probarlo, seguro que te has hecho alguna de estas preguntas.

Dentro de un escape room se viven sensaciones y experiencias muy diferentes, dependiendo de nuestra personalidad y carácter, pero hay sensaciones que suelen ser iguales para todos.

Sensaciones dentro de un escape room

Un escape room es un juego de lógica, estrategia e inteligencia en el que el objetivo es salir de una habitación temática en un tiempo estipulado. Dicho así, parece algo complicadísimo, pero dependerá de cómo nos tomemos el juego 🙂

La sensaciones que puedes vivir en un escape room dependerán de tu carácter y de cómo afrontes las pruebas.

  1. Concentración: al entrar en la habitación te tocará escuchar al Game Master para meterte de lleno en la historia. A partir de aquí ya no eres tú: eres un escaper con una misión.
  2. Nervios: tranquilos aquí. No nos referimos a esos nervios que nos hacen perder la cabeza si no a aquellos que tenemos cuando tenemos muchas, ¡muchas ganas de ganar!
  3. Flow: o flujo. Como ya describimos en nuestro anterior post, la teoría del flow (o del flujo) define el estado mental en el que estamos totalmente inmersos en una actividad y eso nos produce felicidad. ¿No es increíble?
  4. Producción de adrenalina: la resolución de los enigmas y el tic tac del reloj te harán descargar esa adrenalina que se convertirá en auténtica energía.

Experiencias escapers

» Vives diferentes fases: cuando entras piensas que va a ser coser y cantar, pero el tiempo pasa y ves que era más difícil de lo que pensabas. Te toca concentrarte y comunicarte con tus compañeros o no saldremos de la sala… El tiempo pasa volando y cuando por fin sales ¡Qué sensación! Los nervios han merecido la pena» – Laura, administrativa y escaper

«He de reconocer que he pasado un poco de estrés… ¡que después se ha difuminado cuando una pista me ha llevado a la otra! Muchas risas, mucha concentración y muy buen rato con los compañeros de la oficina» – Óscar, ingeniero aeronáutico y escaper.

«Lo mejor es cuando sales y empiezas a hablar con tus compañeros de cómo habéis salido porque dentro de la habitación estás tan metido en la historia que te olvidas de amigos, solo quieres resolverlo todo lo antes posible y demostrarle a esos enigmas que tú y tu equipo sois más fuertes. ¡Me encantan los escape room!» – Andrés, técnico de radioterapia y escaper.

Te esperamos en nuestras salas de Coslada y Móstoles. Puedes ver las opiniones de nuestros escapers aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba